Al abrigo de la soledad

PLANTILLA ENTRADAS harm

Si no esperas nada de nadie las probabilidades de decepción caen en picado hasta desvanecerse. Esa es la cura que embalsame un alma rota y cansada. No es que sea un razonamiento fruto de algo irracional, es la lógica experimentada la que me abala. Me di cuenta en el silencio de la noche, donde estaba allí sola, allí donde ya no había nadie. La inyección de la indiferencia llegaba tarde, pero aún no era un paciente insalvable. Pensamientos turbulentos venidos del pasado para jugar a ser presente venían a atormentarme para tentarme a caer de nuevo en la melancolía. Esta vez no, esta vez no lucharía. La batalla solo podría ser ganada abandonándome en la dejadez de la aceptación, al final de cuentas ya nada podía hacer desde mi rincón, aquél al que nadie vendría a buscarme. Me dejé llevar para abrazarme de nuevo a mi soledad aprendiendo a volver a amar aquél frio amor. En el fondo todo este tiempo la eche de menos; a ella, a su manto, a su silencio, a su paz y a su promesa de no dolor.

Anuncios

One response to “Al abrigo de la soledad

  1. Muy triste mi precioso pajarito azul, algunas veces es mejor dejarnos llevar por ese estado…pero mucho mejor es luchar!! no por nadie sino por nosotr@s mism@s y disfutar de la soledad cuando nos apetezca, ella siempre está ahí para nosotr@s.
    Un abrazo muy grande amiga!!! 🌹💙😙

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s